Método iyengar

B.K.S. IYENGAR y su metodología

B.K.S Iyengar fue un maestro de Yoga contemporáneo, reconocido internacionalmente por la claridad de su aporte a la ciencia del yoga. Falleció en 2014, a la edad de 95 años. Vivió en Pune, al sur de la India, donde fundó su escuela, Instituto de Yoga Iyengar Memorial de Ramamani (RIMYI) activo desde 1975.

Allí junto a sus hijos, Geeta y Prashant, desarrolló una metodología que actualmente se reconoce y denomina Yoga Iyengar. 

Entre sus características se reconoce: La precisión y la alineación a través de valiosos ajustes técnicos psico-energéticos en las posturas (asanas) y la respiración (pranayama). Las secuencias y orden de las posturas, junto a la importancia a la práctica asidua y cuidada de posturas invertidas. El uso de recursos y soportes para fines pedagógicos y terapéuticos (correas, bloques, mantas, sillas), además de soportes diseñados por B.K.S. Iyengar (cuerdas, bancos, banquetas y diversos aparatos de madera) que ayudan al practicante a experimentar las acciones necesarias a realizar en las posturas.

De esta forma, la práctica se ha hecho accesible a distintos públicos y edades, personas con dolencias, lesiones o enfermedades, o situaciones específicas como el embarazo, la menopausia, o la vejez, entre otras.

 

¿Por qué elegir el método Iyengar entre tantos métodos de Yoga que se practican hoy en día?

  • Su práctica es segura y cuidadosa para todas las personas independientemente del estado de salud y edad. 
  • Los profesores son certificados luego de tres años de entrenamiento y estudio.
  • Además de un arte y una filosofía, el Yoga Iyengar es una ciencia probada por su valor terapéutico en atender condiciones médicas particulares.
  • No solamente es un medio potente para aliviar el stress sino también desarrolla el bienestar general del practicante.
  • El uso de elementos, como bloques, cintos, mantas, etc., permiten asistir al practicante para lograr una óptima alineación en el nivel en que se encuentre.
  • Desde la primera práctica pueden sentirse los beneficios del estado de calma, serenidad y desarrollo del estado de consciencia de uno mismo.

¿Por qué el uso de elementos?

  • Porque permiten a todos los practicantes alcanzar los beneficios de las posturas independientemente de su condición física, edad, o tiempo de práctica.

 

  • Ayudan al practicante (incluso al más avanzado) a ganar sensibilidad en el esfuerzo, estabilidad y relajar  la mente, para recibir los beneficios más profundos al  mantener la postura durante un tiempo prolongado.

 

  • Favorecen el desarrollo de la habilidad y la confianza al realizar el asana.